El #diseño puede cambiar la sociedad (y el mundo del aprendizaje)

El diseño puede ser más poderoso de lo que piensas. Considere que cada objeto en su hogar y oficina ha sido diseñado. ¿Cuántos de ellos fueron lo suficientemente poderosos como para cambiar la forma en que funciona el mundo? Piense en cada programa social que cambia vidas y cada negocio o servicio que deleite a sus clientes. Estos fueron diseñados a través de pensamiento duro, retroalimentación e iteración.

En el mundo del aprendizaje, podemos pensar sobre lo que nos gustaría cambiar … sobre nuevos enfoques para ayudar a las personas a obtener la información y las habilidades que desean. Entonces podemos usar el pensamiento de diseño para hacer la diferencia.

Anuncios

El #diseño impacta el negocio

El pensamiento de diseño impacta el resultado final. Transforma el enfoque del desarrollo de negocios y productos o servicios de uno de los números calculados a un enfoque centrado en el ser humano. ¿Cuál crees que es más probable que satisfaga las necesidades de los clientes, usuarios y estudiantes?

El #diseño lleva tiempo

Es difícil ser creativo a pedido. Algunas soluciones toman tiempo para cocer a fuego lento y preparar. Teniendo en cuenta que el diseño involucra prototipos iterativos, debe dar tiempo a que las soluciones se desarrollen.

En función del número de etapas del proceso de desarrollo que engloban aparecen diferentes conceptos o medidas del ciclo de desarrollo. Así, lo que generalmente se denomina tiempo de desarrollo (Griffin, 1993) hace referencia al lapso de tiempo que transcurre desde la fase de diseño detallado hasta la fase de introducción del producto.

El #diseño comienza con una lista abierta de posibilidades

Si queremos impulsar la innovación y el pensamiento nuevo, debemos comenzar con una mentalidad de “¿y si …?”. Este enfoque nos permite imaginar soluciones de una manera libre. Entonces podemos enfrentar los desafíos, las limitaciones y los obstáculos más adelante.

En esencia, debe ser un proceso “líquido” que se adapte fácilmente al entorno cambiante y nunca estar delimitado por paradigmas, muchos de los cuales estan para ser derribados.

El #diseño pide colaboración

El gran diseño no se puede hacer en el vacío. El pensamiento de diseño se mejora a través de la colaboración, en particular con equipos de diferentes antecedentes y disciplinas. Tiene sentido que trabajar en equipos diversos produzca una gama más amplia de ideas, proporcionando soluciones más innovadoras para elegir o integrar.

El #diseño requiere prototipos

Las buenas prácticas de diseño se trasladan rápidamente a la creación de prototipos para que sus compañeros y usuarios lo prueben. En el diseño industrial, este podría ser un prototipo de dispositivo. En eLearning, podría ser una parte de un juego o varias interacciones.

A través de la observación y la discusión, los diseñadores obtienen comentarios para refinar sus ideas e iterar. Tim Brown, de IDEO, dice que el diseño va de “pensar sobre qué construir, a construir para poder pensar”.

El #diseño requiere #empatía

El diseño implica ponerse en el lugar del usuario, ya sea un cliente o un alumno. Significa ver el mundo a través de sus ojos. Los diseños efectivos cambian el pensamiento de tecnología u objetos a personas. Se basa en lo que los humanos necesitan para mejorar su situación, para hacer que las cosas sean mejores y más fáciles.